El lujo de lo natural

El Hotel Rural & Spa Can Curreu se encuentra inmerso en el campo ibicenco. El respecto a la arquitectura original del lugar configura su esencia, y la belleza del paisaje en el que se integra, uno de sus encantos más valiosos.

Dispone de diferentes habitaciones, cada una de ellas con personalidad propia y numerosas piezas únicas típicas de la isla, que lo convierten en un lugar exclusivo, moderno y confortable.

El hotel brilla por su arquitectura, pero también por la alta calidad de sus servicios: Spa con circuito termal y un extenso portfolio de tratamientos; restaurante gastronómico; un rancho propio para deleitarse de un paseo a caballo por los senderos máss naturales y salvajes y servicio de chárter propio.

SERVICIOS: Transporte al aeropuerto, parking, piscina, sauna, jacuzzi, yoga, belleza y masaje, equitación, bicis, servicios náuticos, accesibilidad para discapacitados, habitaciones familiares, habitaciones con chimenea, habitaciones con terraza, servicio de recepción 24 h, servicio de habitaciones, servicio de canguro, servicio de lavandería y planchado, minibar, caja fuerte, internet, climatización, calefacción, secador.

TIPOLOGÍA DE HOTEL:  Vistas panorámicas, romántico,  ambiente relajado, gastronómico, spa.

 

El restaurante de Can Curreu ofrece a los amantes de la buena mesa la combinación perfecta para disfrutar de su menú de degustación o de su variada carta, elaborada a base de productos de calidad y acompañada por un cuidado servicio. En los fogones de Can Curreu se une la cocina mediterránea con la modernidad y creatividad. Los productos frescos son la esencia de sus creaciones culinarias, en las que se aprovechan de toda la producción de su huerta. Disfrutando todo ello, en un entorno en el que predominan los colores de la naturaleza del campo de naranjos, de su jardín y del valle que les rodea, con impresionantes vistas a la puesta de sol.

Datos de contacto