La Traviata, El Señor Bruschino, La Bohème, Madame Butterfly, Carmen, La Flauta Mágica, La Cerentola y El Murciélago son alguna de las obras operísticas representadas en las pasadas ediciones de este destacado festival celebrado en Santa Eulària des Riu desde el año 2006. La cita, la estrella cultural del mes de septiembre, sobresale por dos razones: la alta calidad de los intérpretes y la originalidad en el vestuario y la puesta en escena, que llevan el particular sello del arquitecto Armin Heinemann, el alma Mater del festival. Ligado a la isla desde los años 70, cuando llegó atraído por el sentir hippie, sus diseños destilan mucha de la libertad, creatividad, alegría, diversión, irreverencia, ruptura, celebración y de la especial energía que se vivía en la Ibiza de entonces.

Cada edición ofrece al público una única obra, la cual es representada cuatro veces durante la primera quincena del mes de septiembre en el Palacio de Congresos de Ibiza, situado en la localidad de Santa Eulària des Riu. El evento ha encontrado su hueco en el difícil circuito operístico internacional, atrayendo a la isla tanto a aficionados de este género musical teatral como a relevantes cantantes, que ajustan sus agendas para poder unirse a los originales montajes creados por Armin Heinemann.