Los mercadillos se han convertido con el tiempo en uno de los principales atractivos de Ibiza y de nuestro municipio. Encontrar diseños únicos, comprar artesanía, rescatar del olvido tesoros de segunda mano o simplemente pasear entre los puestos disfrutando del ambiente festivo es sin duda uno de los planes favoritos entre los visitantes. Una cita casi obligada que también se puede incluir en el cuaderno de viaje durante una escapada a la isla en temporada baja. Tres son los mercadillos que no cuelgan el cartel de cerrado en invierno: el mercadillo hippy de Las Dalias, el mercadillo de segunda mano de Cala Llenya y el Mercado de Artesanía de los domingos de Santa Eulària des Riu.

El primero se organiza todos los sábados del año, abriendo en temporada baja hasta las 18 h. En sus puestos encontrarás moda, artesanía en cuero, piezas de joyería y bisutería, originales objetos decorativos, complementos y productos gastronómicos ibicencos, además de música en vivo la mayor parte del día. Por su parte, el mercadillo de segunda mano de Cala Llenya se celebra todos los domingos de 10 a 17 h, una cita muy atractiva para buscadores de tesoros y gangas que destaca además por su ambiente relajado, familiar y de marcado acento local. Se organiza en un agradable espacio abierto rodeado de pinos y también programan actuaciones musicales durante el mercadillo. El mismo día de la semana, y de 10 a 14 h, en el Passeig de S’Alamera de Santa Eulària des Riu una treintena de artesanos, agricultores y productores de Ibiza ofrecen verduras y frutas frescas, miel, dulces elaborados con algarroba y trabajos de artesanía en papel, textiles, cuero, metal y otros materiales.